Para que proyecte una excelente imagen y cuente con verdaderos embajadores.

Más allá de la imagen corporativa, un buen logo, un gran slogan, una bien lograda campaña publicitaria, un impecable plan de marketing o presencia en todas las redes sociales, lo que proyecta tu empresa es el modo en que tus empleados se comportan en su día a día tanto en el mundo real como en el virtual.

“La empresa es el reflejo de las personas que trabajan en ella”

Desde el momento en que una persona entra a formar parte del equipo de una empresa adquiere el compromiso tácito de representarla, de ser su “cara visible” y de comunicar sus valores y buen hacer.

Esto ha sido así desde siempre, pero en la nueva era social en la que vivimos se hace aún más palpable dado el alto grado de exposición en medios sociales y la evidente intersección entre la vida personal y la laboral.

“Nuestra Marca Personal repercute directa o indirectamente en la percepción que se genera de la empresa en la que trabajamos”

La falta de conciencia sobre lo que proyecta nuestra imagen, nuestra propia marca personal, es una de las razones que hace que no comprendamos la gran responsabilidad que tenemos como “representantes” de la empresa de la cual hacemos parte.

“TODAS las personas tenemos una Marca Personal que debemos cuidar y fortalecer, una marca con la que debemos ser coherentes. Una marca personal ha de proyectar nuestra esencia y estar alineada con los valores de la empresa”

Entender la importancia de gestionar correctamente nuestra marca personal tanto en off como en on-line nos lleva directamente a desempeñarnos como embajadores de la empresa para la que trabajamos. Pero, si no creemos en lo que la empresa hace o no comulgamos con su esencia el resultado será negativo para ambas partes porque es muy difícil “vender” algo en lo que no se tiene fe.

Hablar de embajadores de marca nos lleva directamente a hablar de un tema que, al igual que la marca personal, está de moda pero ha existido desde siempre: Employer Branding. Que no es más que hacer que tu empresa sea un lugar “atractivo” para trabajar en el que todos los colaboradores se sientan felices y orgullosos.

Ser una empresa reconocida como una excelente marca empleadora es todo un reto que pasa por revisar los procesos de selección de las empresas. Como bien explico en mi libro “Los humanos no somos sillas” atraer, recocer, potenciar y fidelizar el mejor talento del mercado aumenta el compromiso con la misión empresarial permitiendo que todo fluya para que la empresa sea un referente, tenga una excelente imagen e importantes beneficios.

He aquí una importante invitación para reflexionar: ¿Darías la “vida” por tu empresa? ¿Es tu empresa reconocida como buena empleadora? ¿Tus valores están alineados con los de tu empresa? ¿Eres un buen embajador de la marca de tu empresa? ¿Por qué sigues trabajando en esa empresa?

Tres afirmaciones sobre marca personal para que la empresa proyecte una excelente imagen y cuente con excelentes embajadores de la marca…. Embajadores con Actitud y Acción!!!

  1. La empresa es el reflejo de las personas que trabajan en ella.
  2. Nuestra “Marca Personal” repercute directa o indirectamente en la percepción que se genera de la empresa en la que trabajamos.
  3. TODAS las personas tenemos una Marca Personal que debemos cuidar y fortalecer, una marca con la que debemos ser coherentes. Una marca personal ha de proyectar nuestra esencia y estar alineada con los valores de la empresa.

Elaborado por: Juanita Acevedo – Coach Experta en Marca Personal con Valores